dissabte, 21 de maig de 2011

Filosofia i Art.




La primera exposición a gran escala de la Dascalopoulos Collection, una de las colecciones privadas de arte contemporáneo que reúne las piezas más significativas de las décadas de 1980 y 1990.
Durante los últimos 15 años el griego Dimitris Daskalopoulos ha coleccionado un conjunto importante de obras de diversos artistas, 60 de las cuales llegan al museo Guggenheim Bilbao. Más allá del gusto o la relación inmediata que una pieza es capaz de generar en un sujeto que la quiere conservar, se suelen establecer ciertas ideas madre que guían todo impulso. En este caso el tipo de pesquisa gira alrededor de “la coexistencia de esperanza y desesperación en el seno de la condición humana, prestando especial atención a conceptos como alienación, trauma, identidad cultural o el cuerpo humano”. El intervalo luminoso recoge trabajos de 30 artistas que de modos muy distintos, pero en un tono más bien universal, se relacionan con las crisis y los éxitos de la vida contemporánea y especialmente con la extraña capacidad de recuperación que todos desarrollamos. Si bien, tanto la exposición como la propia colección, se caracterizan por esculturas e instalaciones de grandes dimensiones, hay espacio para los gestos y reflexiones más íntimos donde el cuerpo repasa sus diferentes estados. 
Hasta el 11 septiembre, Museo Guggenheim Bilbao, Av. Abandoibarra, 2 - Bilbao.
Més informació:Neo2.

FILOSOFÍA Y ARTE El título que pretende condensar el imaginario de la nueva exposición procede de los escritos del filósofo griego Nikos Kazantzakis (1883-1957), cuyo pensamiento ha sido determinante en la práctica coleccionista de Dimitris Daskalopoulos. Kazantzakis concebía la vida como un "intervalo luminoso" durante el cual lucha y desintegración son necesarias para la creación y el renacimiento.
En este torbellino confluyen crisis y éxitos de la vida contemporánea, y se aluden contextos geopolíticos o sociales concretos, aunque a la vez se abordan también cuestiones universales, especialmente "la incuestionable capacidad de recuperación del espíritu humano". deia.com